Sábado 22 de Junio de 2024

Hoy es Sábado 22 de Junio de 2024 y son las 01:13 - ¡Hola! Bienvenido a mi sitio web. Te invito a recorrer las secciones.

POLICIALES

3 de octubre de 2023

El juicio contra el hombre que apuñaló a dos bailarinas en Palermo ha sido suspendido.

El tribunal tenía la tarea de juzgar a Sebastián Damián Villarreal por el intento de femicidio contra las bailarinas. Sin embargo, el proceso quedó suspendido debido a un análisis realizado por el Cuerpo Médico Forense, el cual determinó que el acusado presentaba una "discapacidad intelectual moderada" que podría haberle impedido comprender la gravedad de sus acciones criminales.

Julieta Antón, una de las bailarinas agredidas por Sebastián Villarreal.

Un tribunal decidió suspender provisoriamente el proceso judicial contra el hombre que en noviembre de 2020 hirió a puñaladas a una de las bailarinas del programa televisivo Showmatch y a otra profesora en una escuela de danzas del barrio porteño de Palermo, al rechazar su sobreseimiento y ordenar que continúe bajo internación psiquiátrica y que sea reevaluado cada tres meses, informaron este martes fuentes judiciales.

La medida fue dispuesta por el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 11 que este año debía juzgar a Sebastián Damián Villarreal (32) por la tentativa de femicidio de la que fueron víctimas las bailarinas Julieta Antón (28) y Sofía Bovino (38), pero el debate quedó suspendido por un peritaje del Cuerpo Médico Forense (CMF) que concluyó que el acusado tenía una "discapacidad intelectual moderada" y pudo no haber comprendido la criminalidad de sus actos.

El caso tuvo una gran repercusión porque ese día se viralizaron por redes sociales y también por varios medios los videos de cuando Villarreal, cuchillo en mano, tenía de rehenes a las dos mujeres heridas; y el desenlace que se dio cuando un efectivo de la Policía de la Ciudad lo redujo de un disparo en un glúteo, momento que quedó registrado en un video por la "bodycam" de uno de los oficiales.

A partir del dictamen del CMF, el defensor oficial de Villarreal había pedido que su representado sea declarado "inimputable" y "sobreseído".

Sin embargo, según informó el portal Fiscales.gob.ar, los jueces Julio López Casariego, Julio Pablo Quiñones y Ana Guzzardi rechazaron el planteo de la defensa y si bien consideraron que Villarreal "no está en condiciones de afrontar un juicio oral", dispusieron "la suspensión del proceso judicial", de acuerdo a lo estipulado en el artículo 77 del Código Procesal Penal de la Nación.


Evaluación trimestral

En línea con lo que había planteado el fiscal general Nicolás Amelotti, el tribunal ordenó que se evalúe trimestralmente a Villarreal para corroborar su capacidad para ser sometido a proceso, ampliar el peritaje elaborado por la junta médica en marzo de este año y que el hombre continúe internado dentro del Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (PRISMA) que funciona en el Complejo Penitenciario de Ezeiza.

Se trata de una resolución similar a la que sucedió en otro caso resonante como fue el homicidio en 2018 de un vecino del barrio Samoré de Villa Lugano por el que debía ser juzgado el músico de rock Cristian "Pity" Álvarez, quien se encuentra con el proceso suspendido mientras sigue un tratamiento en comunidades terapéuticas.

Según Fiscales.gob.ar, en su voto, el juez López Casariego analizó el informe presentado por la Junta Médica y los argumentos expuestos por la fiscalía y la querella.

Recordó entonces la conclusión a la que habían arribado los médicos en el examen, donde se sostuvo que era verosímil que Villarreal "no haya poseído la autonomía suficiente para comprender y dirigir su conducta al momento de los hechos investigados".

"Ahora bien, por otra parte, advierto razón a lo sostenido por el señor fiscal general en su dictamen en cuanto a que esta categórica afirmación, por la forma en que fuera fundamentada, no aparece suficiente para despejar las dudas expresadas por el acusador", explicitó.

El juez hizo referencia a un estudio realizado al día siguiente del hecho por un médico psiquiatra del Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal, que dictaminó que Villarreal no presentaba "signos ni síntomas de enfermedad mental alienante que impliquen pérdida de su autonomía psíquica al momento del examen".

Mencionó también la evaluación realizada por una médica legista y dos psicólogas -todas integrantes de la Dirección de Medicina Forense del Poder Judicial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- dos días después del hecho, en el que las peritos concluyeron que el acusado podía comprender la criminalidad de sus actos y/o dirigir sus acciones y que contaba con capacidad para estar en juicio.

"No se trata de reclamar a los peritos una decisión acerca de la capacidad de culpabilidad del imputado al momento del hecho, tarea indelegable de este Tribunal, sino del análisis del conjunto de los elementos obrantes, algunos, como se dijera, incluso mencionados en el mismo dictamen como parte de sus antecedentes y su influencia en las conclusiones arribadas. Desde esta óptica, es que voto porque se encomiende a los mismos expertos que intervinieran en el peritaje en análisis, su ampliación en los términos expuestos", explicó el juez.

Por este motivo, rechazó el sobreseimiento solicitado, votó por suspender el proceso y consideró que corresponde la evaluación trimestral por parte de la misma Junta Médica para determinar si en algún momento posee capacidad para ser sometido a juicio, en concordancia con lo también planteado por el fiscal Amelotti

Sofía Bovino, una de las bailarinas agredidas por Sebastián Villarreal.

Las agresiones cometidas por Villarreal

El hecho ocurrió el 10 de noviembre de 2020, a las 16, cuando Villarreal llegó dos horas antes de lo pautado a "El Club de la Danza" ubicada en avenida Federico Lacroze 2090, en el límite de Palermo y Belgrano, para tener su clase con Antón, quien era su profesora de baile.

El acusado era un exreferí de la Asociación de Árbitros de Ensenada, pero hacía unos años se había inclinado por intentar una carrera artística y por eso estudió comedia musical en la escuela de Valeria Lynch, en 2015 había participado de un casting para el programa Bailando por un Sueño y al momento del hecho estudiaba con Antón, conocida por integrar el staff de bailarines del programa de Marcelo Tinelli y de figuras como Tini Stoessel.

Villarreal interceptó a la bailarina a la salida del baño y allí comenzó a perseguirla con una cuchilla de carnicero de 32,5 centímetros de largo, que había traído de su casa en la localidad bonaerense de Berisso.

Antón llegó corriendo y buscando refugio a las oficinas administrativas del lugar, y allí Villarreal comenzó a atacar a cuchillazos no solo a ella sino a Bovino, una de las dueñas de la escuela de danzas, quien trataba de proteger a la bailarina.

El hombre acusaba a Antón de haberse burlado de él cuando unos días antes de la clase, le había contado en una serie de mensajes telefónicos que en el pasado había sido víctima de abuso sexual.

"Yo le conté que fui abusado y ella se burló de mí", decía el acusado mientras lanzaba cuchillazos, según lo que declaró Bovino y otros testigos que también lo escucharon decir: "Las voy a matar a las dos".

La imputación contra el exárbitro es por "homicidio agravado por ser las víctimas mujeres y el hecho perpetrado por un hombre, mediando violencia de género, en grado de tentativa".

 
  • Atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género

  • Por llamada gratuita las 24 hs

    Línea 144

  • Por WhatsApp

    11-2771-6463

    .
  • Por mail a

    [email protected]

  • Descargando la

    app


Etiquetas:
  • juicio

  • Palermo

  • bailarinas

  • discapacidad

  • agresiones

  • apuñalada

  • violencia de género

COMPARTIR:

Comentarios