Sábado 24 de Febrero de 2024

Hoy es Sábado 24 de Febrero de 2024 y son las 03:53 - ¡Hola! Bienvenido a mi sitio web. Te invito a recorrer las secciones.

ECONOMIA

13 de septiembre de 2023

El FMI señala que existe el riesgo de un aumento en la deuda global.

El organismo multilateral indica que el incremento en el endeudamiento se debe al aumento de la actividad económica y a la estabilidad en los niveles de inflación, además de la emisión constante de deuda por parte de China.

Para el FMI la deuda global sigue siendo alta y su sostenibilidad es preocupante / Foto: Archivo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que es probable que la deuda global reanude su tendencia ascendente, después de una caída el año pasado, debido al repunte del crecimiento económico y la estabilidad de la inflación, así como a una emisión sostenida de deuda por parte de China.

El organismo multilateral presentó este miércoles un informe que revela que la deuda total (gobierno, empresas privadas y hogares) cayó 10 puntos porcentuales hasta el 238% del PIB mundial en 2022, según los datos de su última actualización.

"La deuda global parece haber vuelto a su tendencia histórica alcista"Fondo Monetario Internacional


"Aunque la deuda mundial registró otra disminución significativa en 2022, sigue siendo alta y la sostenibilidad de la deuda sigue siendo una preocupación", expresaron los autores del trabajo.

Estos valores, no obstante, se mantienen por encima de los niveles prepandemia, y los signos para 2023 son que la deuda no bajará más sino que volvería a crecer.

Tanto la deuda privada como la pública disminuyeron respecto del año anterior, y esta última borró aproximadamente la mitad de su aumento desde la pandemia, remarcó el Fondo.

Sin embargo, "en el mediano plazo, es probable que la deuda siga aumentando porque la recuperación global de las restricciones pandémicas se está desvaneciendo y se prevé que la inflación se estabilice", alertó el FMI.

"La deuda global parece haber vuelto a su tendencia histórica alcista", dijo el FMI, y que "la gestión de las vulnerabilidades de la deuda debería ser clave", expresó el organismo.

La deuda total en China aumentó 7,3 puntos porcentuales, hasta el 272% del PIB en 2022 / Foto: Archivo.

Deuda china

China fue la mayor excepción a la reducción de la deuda global el año pasado, ya que emitió más deuda pública para respaldar su economía durante los bloqueos y al mismo tiempo enfrentó un ritmo de inflación relativamente lento. La deuda total en China aumentó 7,3 puntos porcentuales hasta el 272% del PIB en 2022, estima el FMI.

"China ha sido una fuerza importante que ha impulsado la deuda mundial en las últimas décadas", dijo el FMI en su informe, y señaló que "el aumento de la relación deuda/PIB de China no tuvo paralelo en otras grandes economías".

El FMI destacó también cómo el gasto público dejó a las empresas y los hogares con pasivos más ligeros en sus balances que antes de la pandemia de Covid-19, y en muchos países, especialmente en las economías avanzadas y los mercados emergentes, excluida China, la deuda privada está ahora por debajo de los niveles prepandémicos.

Pero eso ha sido más que compensado por un aumento de la deuda pública, lo que significa que la deuda total respecto del PBI sigue estando nueve puntos porcentuales por encima de su nivel prepandémico.

Estados Unidos: vuelve a subir la inflación

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) en Estados Unidos registró un incremento de 3,7% en agosto, la segunda aceleración consecutiva, anunció este miércoels la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) dependiente del Departamento del Trabajo.

La cifra no sólo fue superior al 3,2% de julio, sino que también fue mayor al 3,6% esperado por los analistas, según una encuesta de MarketWatch citada por las agencias de noticias AFP y Bloomberg.

Se trata de la segunda escalada consecutiva de la inflación, luego de mantener una tendencia a la baja desde junio del año pasado, momento en el que marcó un pico de 9,1%, la mayor tasa desde noviembre de 1981.

Por otro lado, la variación mensual de agosto fue del 0,6%, un salto respecto al 0,2% aunque en línea con lo esperado.

De ese 0,6%, más de la mitad del incremento provino de la suba de los combustibles, según precisó el reporte, que impulsó a que el índice energético subiera 5,6% en el mes.

Además de la nafta, también subieron los costos de alojamiento, que acumulan cuarenta meses consecutivos de incrementos, y los alimentos, que se encarecieron un 4,3% anual y 0,2% mensual.

No obstante, en el caso del alojamiento (que incluye a hoteles y alquileres), el aumento mensual fue del 0,3%, el más bajo desde principios del año pasado.

Por otro lado, se registraron alzas en los pasajes de avión, los seguros de autos y los automóviles cero kilómetro.

El índice subyacente –que no toma en consideración los valores volátiles de la energía y los alimentos- fue del 4,3% anual y 0,3% mensual frente al 4,7% y 0,2%, respectivamente, de julio.

Los salarios reales, en tanto, registraron un incremento de 0,5% anual, el segundo mes consecutivo de desaceleración. Los datos de la inflación, superiores a los esperados, ponen bajo presión a la FED, que se reunirá la semana próxima para decidir cómo proseguir con las tasas de interés.

Actualmente, la tasa de referencia se encuentra en un rango de entre 5,25% a 5,50%, el nivel más alto en 22 años, tras haber sido objeto de once aumentos desde marzo de 2022 con el objetivo de bajar la inflación.

El mercado apuesta a que la FED mantendría las tasas sin cambios la semana próxima, con la posibilidad de un último ajuste al alza de las tasas antes de fin de año, tal como señalan las proyecciones de la entidad.

El objetivo de la entidad monetaria es bajar la inflación a su meta del 2% anual sin que la economía caiga en recesión en el camino.

Pero una aceleración en los precios podría obligar al organismo a seguir con los aumentos de tasas por más de lo estipulado: su titular, Jerome Powell, advirtió el mes pasado en la conferencia monetaria de Jackson Hole que las tasas de interés seguirán siendo altas y podrían aumentar aún más si la economía y la inflación no se enfrían.

Más allá de la aceleración en el IPC general –motivada sobre todo por los combustibles-, la preocupación central de FED son los precios subyacentes, los cuales tuvieron el primer repunte mensual desde febrero.

“El índice núcleo es un poco decepcionante. Esto mantendrá a la FED en alerta y sugiere que un aumento de tasas será posible en noviembre o diciembre”, analizó Kathy Bostjancic, economista de la aseguradora Nationwide.

En tanto, según Rubeela Farooqi, economista de High Frequency Economics, los datos “apoyan a que habrá una pausa de tasas este mes” pero la FED “no declarará victoria hasta que vea más evidencia de que los precisos se encaminan al 2% anual”.

Parte de lo que sucederá en los próximos meses dependerá de que lo que ocurra en el mercado energético.

Tras los recortes de producción de Arabia Saudita y Rusia, el precio del barril del petróleo llegó a máximos de diez meses, y la Agencia Internacional de Energía prevé que habrá un déficit de tres millones de barriles diarios en el último trimestre del año, según indicó en su informe mensual.


Etiquetas:
  • FMI

  • deuda

  • China

  • Estados Unidos

  • inflación

COMPARTIR:

Comentarios